no está satisfecha

VIOLA DAVIS ES NOMINADA A MEJOR ACTRIZ DE REPARTO PORQUE ESTE MUNDO ES DE HOMBRES

Publicado: 2017-02-26

Ahí va algo sobre lo que nadie en su sano juicio puede tener la más mínima duda: Viola Davis es la protagonista femenina de Fences. Para empezar, es la única actriz mayor de edad y con frases que aparece en toda la película (140 minutos de película). Después está el hecho de que el texto de August Wilson, autor del laureado Ciclo de Pittsburgh, le reserve un monólogo poco menos que heroico hacia la mitad de la función, por lo que podríamos argumentar -y los académicos llevan décadas haciéndolo- que su Rose es la auténtica heroína de Fences. Puede que toda la tragedia psicosocial gire en torno al Troy Maxson de Denzel Washington, pero ella es el centro neurálgico y moral. Sin el personaje de Viola Davis, la película no podría llegar a existir, del mismo modo que Jackie no se entendería sin Jackie Kennedy como motor de la acción. 

Davis (quien, por si quedaba alguna duda, está más allá del elogio) no ha recogido un solo premio como Mejor Actriz en la presente temporada de premios, aunque ya lleve unos cuantos como algo que no es: secundaria de Fences. La razón es tan sencilla como, en el fondo, incomprensible para todo el que haya visto la película. En algún momento de la fase de post-producción, el comité de Paramount Pictures decidió que este iba a ser un año muy reñido en la categoría de Mejor Actriz, luego Viola Davis tendría más posibilidades de llevarse a casa un Oscar si la presentaban como secundaria. Como mínimo, sería una nominación más en el cartel de la película, y nadie se iba a molestar demasiado porque, bueno, todo el mundo sabe que esta es la película de Denzel.

Tampoco es la primera vez que sucede algo así. En 2014, Patricia Arquette compitió como Mejor Actriz de Reparto por Boyhood, cuando no había ni un solo personaje femenino por encima del suyo en toda la película. La apuesta acabó dando sus frutos: Arquette ganó su Oscar, mientras que otros trabajos tan valiosos como el de Marion Cotillard en Two Days, One Night o el de Rosamund Pike en Gone Girl acabaron mordiendo el polvo frente a la colosal Julianne Moore de Still Alice. Además, Boyhood le quitó el premio a The Imitation Game, que también había nominado a Keira Knightley como secundaria (cuando sólo podía haber sido principal).

La conclusión a la que llegamos es que si el póster de la película tiene el nombre de un actor por delante del de una actriz, lo más probable es que dicha actriz vaya directa a la categoría de reparto. La única manera de sortear esa maldición es asegurarte de que el nombre o apellido de tu personaje está en el título de la película: tanto Elle como Loving, Florence Foster Jenkins o la ya mencionada Jackie cumplen esa máxima. La única excepción es La La Land, un virtual mano a mano entre Emma Stone y Ryan Gosling donde no hay espacio para presencias secundarias. No obstante, el showstopper de ella en su último casting (The Foolf Who Dream) tiene una fuerza muy similar al monólogo de Davis en Fences. Quizá la única manera de entender hasta qué punto llega el miedo de las productoras de no llenarse de millones sea imaginar un escenario donde Universal, temerosa del poderío de Casey Affleck en Manchester By The Sea, propusiese a Ryan Gosling como Mejor Actor Secundario, donde sus posibilidades de ganar serían mucho mayores.


Escrito por

Alejandra Pato Villena

Rocker Cine Star


Publicado en

Alejandra Pato Villena

Rocker Cine star